Viveiro activa un protocolo para prevenir agresiones sexuales en el Resurrection

La alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, ha anunciado la puesta en marcha de un “protocolo” para prevenir agresiones sexistas en el Resurrection Fest 2018, una iniciativa que se desarrollará en colaboración con los propios organizadores del festival, que esperan la llegada de unas 85.000 personas entre hoy y el sábado.

“Aunque en las doce ediciones anteriores no hubo denuncias de mujeres por agresiones sexuales, consideramos importante hacer un trabajo preventivo”, dijo la regidora local.

Por eso, precisó, el Ayuntamiento de Viveiro tomó la “iniciativa de diseñar un protocolo contra las agresiones sexistas y este año vamos a poner un punto lila de atención” a las mujeres en el “recinto del festival”, en un lugar en “el que se pueda ver bien”.

Loureiro explicó que “el objetivo es que todas aquellas mujeres que se sientan agredidas o simplemente incómodas, sepan que cuentan con un punto de referencia al que acudir, donde les ayudarán y les darán pautas sobre lo qué tienen que hacer”.

Además, opina que la “existencia de ese punto lila también servirá para disuadir a los posibles agresores”.

El Ayuntamiento de Viveiro también distribuirá unos dípticos informativos en el recinto del festival y en las zonas de acampada.