Unicef difunde informe sobre castigos y agresiones a menores

Tres cuartas partes de los niños entre 2 y 4 años, o alrededor de 300 millones, sufrieron actos de agresión psicológica o castigo físicos en todo el mundo por parte de sus cuidadores, según un informe difundido hoy por Unicef.

Empleando datos que van de 2005 a 2016, el informe, titulado “Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes”, midió la prevalencia de distintas formas de violencia que sufren niños y jóvenes entre 1 y 19 años.

En el caso de los niños de un año, 6 de cada 10 fueron sometidos a algún tipo de disciplina violenta de manera sistemática, según el informe, tomando datos en los 30 países con datos disponibles.

En materia de violencia sexual, el informe estimó que alrededor de 15 millones de mujeres adolescentes de 15 a 19 años fueron víctimas de relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas.

Entre ellas, solo 1 % dijo haber tratado de conseguir ayuda profesional.

“El daño infligido a los niños en todo el mundo es realmente preocupante”, dijo el Jefe de Protección Infantil de Unicef, Cornelius Williams.

“Bebés que reciben una bofetada en la cara; niñas y niños forzados a realizar actos sexuales; adolescentes asesinados en sus comunidades: la violencia contra los niños no escatima a nadie y no conoce fronteras”, agregó.

La violencia también fue responsable de la muerte de 82.000 adolescentes en el mundo en 2015, mientras casi la mitad de los homicidios en su contra ocurrió América Latina y el Caribe.

Esta región fue la única que registró un aumento en la tasa de homicidios de adolescentes desde 2007.

De continuar las tendencias actuales, el informe predice que de podrían fallecer 2 millones de niños y adolescentes para el año 2030.