Un alumno de 17 años mata a diez personas en un instituto de Texas con dos armas propiedad de su padre

Una persona armada ha entrado este viernes en un instituto de Texas y ha disparado contra alumnos y profesores, matando a diez personas e hiriendo a varias más.

Las autoridades han identificado al detenido, Dimitrios Pagourtzis, un alumno de 17 años de ese mismo instituto, como principal sospechoso. Según el gobernador de Texas, sus textos en su página de Facebook y un diario son las únicas pistas con las que cuentan los investigadores. 

“Esa podría ser la única señal de aviso”, dijo el gobernador, Greg Abott. “En relación a detenciones anteriores o enfrentamientos con las fuerzas de seguridad o los antecedentes penales, no había nada. Tenía un expediente limpio. No había el tipo de señales de aviso que se han podido encontrar en otros muchos tiroteos”.

El joven publicó hace poco más de dos semanas una foto de una camiseta con el lema ‘nacido para matar’ y otra con un uniforme nazi.

Las dos armas que se le encontraron –una pistola y un revólver del calibre 38– pertenecen a su padre, que tiene licencia de armas. 

No parecía ser un alumno conflictivo. Una de sus profesoras lo definió como “un joven discreto, pero no discreto en un sentido siniestro”.

Trece personas han sido tratadas por heridas de bala en los hospitales de Texas por el tiroteo en el instituto, ocho de ellos estudiantes. Seis de los heridos ya han recibido el alta. Entre los heridos hay un agente de policía. El instituto de Santa Fe está situado a unos 65 kilómetros al sur de Houston.

Esta mañana un profesor vio a un alumno dirigirse hacía el centro educativo con un arma de fuego, por lo que decidió accionar la alarma de incendios y advertir al resto para que abandonaran el lugar. 

“El profesor corrió y pulsó la alarma de incendios porque no teníamos servicio para llamar al 911 y avisar a todo el mundo de que había una persona disparando porque nuestra ala está completamente separada del resto del instituto”, ha señalado Damon Rbon, estudiante, a la CBS.

Los estudiantes salieron corriendo de las aulas, momento en el que el sospechoso comenzó a disparar contra ellos. El atacante estaba armado con un rifle estilo AR-15, una pistola y una escopeta.

Antes de los disparos, algunos estudiantes aseguran que se escucharon varias explosiones, hecho que posteriormente confirmó el Distrito Escolar de Santa Fe, tras el hallazgo de artefactos explosivos tanto dentro de la escuela como en los alrededores del campus.

“Se han encontrado dispositivos explosivos en la escuela secundaria y en las áreas adyacentes. Debido a la amenaza de estos artículos explosivos, los miembros de la comunidad deben estar atentos a paquetes sospechosos y a cualquier cosa que parezca fuera de lugar”, escribió el departamento de policía de Santa Fe en un mensaje de Twitter.

En lo que va de año se han producido 22 tiroteos en colegios e institutos de EEUU con al menos un muerto o herido, lo que equivale a más de un tiroteo a la semana.

El presidente Donald Trump ha afirmado que se trata de un “horrible ataque” y de un problema que sufre EEUU desde hace “décadas”. “Estamos con vosotros. Mi administración está dispuesta a hacer todo lo posible para mantener las escuelas seguras”, ha afirmado.

El colectivo March for our Lives, formado por los estudiantes del instituto de Parkland, Florida, donde este año se produjo otro tiroteo, han emitido un comunicado: “Este no es el precio de nuestra libertad. Este es el tiroteo más mortífero desde el ocurrido en nuestra escuela y tragedias como esta seguirán ocurriendo a menos de que se tomen medidas”.

La Policía ha encontrado artefactos explosivos en el instituto y sus alrededores y ha pedido que nadie toque objetos sospechosos. La zona ha sido evacuada.