Trump impone nuevos aranceles a 200.000 millones de dólares de productos de China, que anuncia “contramedidas”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este martes la imposición de nuevos aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, informó la Oficina del Representante de Comercio (USTR, en inglés).

La medida adoptada por el Gobierno de Trump es una represalia por la respuesta de Pekín a los primeros aranceles impuestos por Washington. El pasado viernes entraron en vigor aranceles estadounidenses del 25% por valor de 34.000 millones de dólares como parte de un primer paquete de gravámenes de 50.000 millones, a los que China respondió con idénticas medidas.

“Como resultado de las represalias de China y por la falta de cambios en sus prácticas, el presidente ha ordenado a la USTR que inicie el proceso para imponer aranceles del 10% sobre 200.000 millones (de dólares) adicionales de importaciones chinas”, expresó en un comunicado este organismo encargado del comercio exterior.

Junto a esa orden, la USTR adjuntó un listado de más de 200 folios con los productos afectados por los gravámenes, entre ellos frutas y verduras, cereales, productos de origen animal, maderas, embarcaciones o material de construcción. La lista también incluye productos químicos, combustibles, tabaco y alcohol, textiles, contestadores automáticos y material fotográfico y de vídeo, entre otros.

“Durante más de un año, la Administración Trump ha instado pacientemente a China a que abandone sus prácticas desleales, abra su mercado y participe de una verdadera competencia de mercado”, señaló en su comunicado la USTR. “Hemos sido -añadió- muy claros y precisos con respecto a los cambios específicos que China debería emprender. Lamentablemente, China no ha cambiado su comportamiento, un comportamiento que pone en peligro el futuro de la economía de EEUU”.

China ha valorado la decisión estadounidense como algo “totalmente inaceptable” y ha anunciado que tomará “las contramedidas necesarias”. “La actitud de EEUU daña a China, al mundo y a ellos mismos. Esta conducta irracional no puede ganar apoyos”, ha afirmado un portavoz del Ministerio chino de Comercio en un comunicado.

El Gobierno chino ha anunciado que presentará una nueva demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar la “conducta unilateral” de Estados Unidos. También ha asegurado que “tiene que tomar las contramedidas necesarias” en defensa de los intereses esenciales del país, aunque no las ha detallado.

La USTR estadounidense anunció que iniciará un proceso de notificación y comentarios públicos antes de que los nuevos aranceles entren en vigor.

Trump ya avisó a China de la imposición de nuevos aranceles por valor de 200.000 millones de dólares en caso de represalias y también advirtió con un eventual tercer paquete de gravámenes de 300.000 millones si el gigante asiático vuelve a responder.