Tapastic y Patreon: el apoyo a los artistas en internet evoluciona

tapastic_comics.png

Os voy a contar un “secreto” a medias: llevo años intentando lanzar un cómic online, pero jamás he encontrado el tiempo para hacerlo. Y a medida que han pasado las ganas y las pruebas fallidas en varias plataformas, se me han ido desvaneciendo las ganas de hacerlo. No creo que a estas alturas lo haga ya, y aunque mi problema ha sido la indisposición tengo que decir que nunca he encontrado una plataforma adecuada para ello. O son demasiado generales, o demasiado cerradas y complicadas como para ponerse a trabajar con ellas.

El añadido es que todos los dibujantes que aún así lo hacen llevan con el mismo problema desde hace siglos: si buscan donaciones de algún tipo, tienen que encontrar un servicio completamente separado que lo haga (normalmente PayPal). Así ha sido durante años, con los internautas aportando dinero y obteniendo a cambio dibujos especialmente hechos para ellos. Pero un par de servicios han hecho que el mundo del dibujo y cómic online hayan dado un paso de gigante: Tapastic y Patreon.

Donaciones y dibujos a medida: así se ha ganado dinero dibujando en internet

lapices

Concretemos un poco más las vías “tradicionales” que los artistas han usado desde siempre en la red para poder ganar algo de dinero. Muchos dibujantes con cuenta en DeviantArt o en Tumblr (y un mínimo de seguidores) han pedido dinero mediante PayPal u otra plataforma de pago. Puede ser de forma permanente, con el clásico cómprame un café para que siga dibujando, o puntualmente cuando ese artista ha necesitado dinero extra por alguna razón.

Sigo a varios dibujantes, y he podido presenciar algunos casos: dibujantes aficionados con una buena comunidad de fans y un talento indiscutible que han necesitado urgentemente cantidades de cuatro cifras, conseguidas a cambio de dibujos sin problemas. Y menos mal, porque algunas veces había peticiones de las que dependía que el banco embargase la casa de un artista. También son comunes las facturas de hospitales en los Estados Unidos: muchos dibujantes no pueden pagarlas con el sueldo que tienen de su trabajo en el Mundo Real.

Pero todo esto son donaciones simples, o pagos a cambio de un dibujo. Nadie ha sabido exprimir mejor el negocio que puede haber detrás de unos dibujos o un comic, hasta la llegada de las plataformas Patron o Tapastic. Cada una cubre una necesidad diferente, pero ambas representan la primera evolución seria que he visto para los que publiquen cualquier tipo de ilustración online.

Patreon: donaciones periódicas o por trabajo publicado

Nosotros nos estamos centrando en el mundo del dibujo, pero Patreon está enfocado a cualquier “creador” de contenido. Música, vídeos, dibujantes, escritores… el negocio está en que dicho creador empieza a publicar su trabajo en un perfil de Patreon y pide dinero a cambio de tener acceso a ese trabajo.

¿Cómo? Pues aportando una cantidad mensualmente o por cada trabajo que se publique. Miremos el ejemplo de Vivienne medrano: por 1 dólar mensual tendremos acceso a sus dibujos finalizados, pero por 10 tendremos borradores y bocetos, junto con fotogramas a medio hacer de sus animaciones. Pagando 20 tendremos vídeos de los ensayos de esas animaciones, por 50 podremos ver una serie de personajes secretos y por 100 incluso podremos verla dibujar en directo a través de streamings privados. ¿Os suena? Sí, es casi como con los niveles de Kickstarter.

Otros artistas no piden cuotas mensuales sino una cierta cantidad de dinero cada vez que publiquen un trabajo. Es el caso de Smooth McGroove, que pide dinero por cada vídeo que publique. Una vez más: cuanto más aportes, más acceso tienes. Y a este en concreto no le va mal, porque recibe casi 2.500 euros cada vez que publica un vídeo.

Tapastic: plataforma de comics y forma de sustento

tapastic.png

Tapastic está más centrado en los cómics, aunque utiliza parte del modelo de Patreon para que los dibujantes tengan un motivo para unirse a la plataforma. Como visitante te haces una cuenta de usuario, seleccionas los cómics que quieres seguir y, opcionalmente, puedes pagar una cuota mensual para acceder a contenido exclusivo.

Además, Tapastic permite a los artistas “gamificar” su contenido y crear logros. Si las donaciones llegan a 500 dólares, hago 5 páginas extras esta semana. Si llego a 3000 dólares, podré editar un DVD y enviaré una unidad gratuita a todos los que hayáis donado. Se atrae con contenido extra, y animas a que los lectores ayuden económicamente. Todo desde una plataforma para leer cómics online que se queda el 15% de lo ganado como comisión.

Estos métodos no sólo funcionan, sino que además están dando lugar a una nueva generación de artistas que ven cómo vivir de su trabajo puede ser posible. Sin ningún otro tipo de intermediario que esas plataformas. Hemos pasado de simples donaciones (donde los navegantes siempre son reticientes) a pagos gamificados con derechos extra que fomentan una comunidad que puede sobrevivir por sí sola.

Para alguien que haya tenido sus dibujos publicados en internet desde los primeros días de DeviantArt, es un cambio brutal. Y desde luego, se ha convertido en la primera opción a tener en cuenta incluso para los que ni siquiera quieren dinero, los que simplemente quieren tener su rincón con dibujos en la red para empezar. Prueba de que todo cambia.

Imagen | mdrx
En Genbeta | El éxodo de los artistas: cómo DeviantArt ha perdido frente a un servicio mucho más simple


La noticia Tapastic y Patreon: el apoyo a los artistas en internet evoluciona fue publicada originalmente en Genbeta por Miguel López.