Salvini espera que Aquarius no sea la única nave humanitaria que España acoja

El ministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, dijo hoy que “sigue paso a paso” la travesía del “Aquarius” con 630 inmigrantes hacia España y expresó la esperanza de que no sea la única nave humanitaria que acoja este país.

“Todo está tranquilo y la llegada está prevista para el domingo por la mañana a Valencia (este), espero que sean recibidos de un modo triunfante y que no sea la única nave que acoja” España, declaró el también vicepresidente del Gobierno italiano a la prensa en Génova (noroeste).

Salvini, muy crítico con la inmigración irregular, avanzó que “no se permitirá que asociaciones privadas con dinero de organizaciones extranjeras gestionen la inmigración y el orden público”, pues esa es, defendió, una labor del Estado italiano.

Se refería a las ONG que rescatan a náufragos en el Mediterráneo, a las que acusa de fomentar la inmigración desde el norte africano a Italia y a las que prohíbe atracar y desembarcar personas en puertos italianos, como ocurrió con el “Aquarius” de la ONG francesa SOS Méditerránee.

Una estrategia puesta en marcha nada más llegar el nuevo Gobierno del populista Movimiento Cinco Estrellas y de la Liga y que pretende reducir la presión migratoria italiana tras un lustro de llegadas masivas, sobre todo desde el Estado fallido y en guerra de Libia.

El otro frente de esta política es llevar el debate a la Unión Europea para reclamar más compromiso ante este fenómeno con un cambio de reglas y, sobre todo, la revisión del Protocolo de Dublín, que estipula el reparto de inmigrantes entre los países miembros.

Salvini afirmó que “Italia será la protagonista de una propuesta” para “no ir a remolque del resto” y adelantó que ha alcanzado con Alemania y Austria “una idea de fondo: las fronteras exteriores, es decir el Mediterráneo, deben ser defendidas con hombres y dinero”.

Además, se declaró “convencido” de que Italia “debe seguir salvando vidas”, aunque defendió que “no puede ser el lugar de llegada de traficantes de seres humanos y miles de refugiados que no lo son”.

“Espero que no solo España, sino que el resto de países europeos que permanecían dormidos, se despierten gracias a nuestro gesto”, confió, aludiendo a la gestión del “Aquarius”, que llegó a celebrar como una “victoria” al implicar a otro país, España, en su acogida.

Tras días de divergencias con la Francia de Emmanuel Macron, que calificó de “cínica” e “irresponsable” la estrategia empleada por Italia con el “Aquarius”, Salvini atacó a las autoridades francesas por su control férreo de la inmigración en las fronteras que separan ambos países.

Precisamente, cuando la ONG Oxfam denunció el trato “contrario al derecho comunitario” que reciben los inmigrantes en la frontera franco-italiana, donde la policía gala “detiene y expulsa a menores no acompañados” y las autoridades italianas “no garantizan sus derechos y los envían campos del sur de Italia”.

Mientras, el barco “Aquarius” prosigue su viaje hacia el puerto de Valencia, adonde tienen previsto llegar en la mañana del domingo, y con sus 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños rescatados a bordo.

El resto de los 630 inmigrantes viajan a bordo del buque “Orione” de la Marina y en la patrullera “Dattilo” de la Guardia Costera italianas, y las tres embarcaciones han tenido que bordear la isla de Cerdeña para resguardarse del mal tiempo.

En las largas horas de navegación, los equipos de la ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras han sabido hoy que dos jóvenes -un sudanés y un nigeriano- perecieron en el naufragio del que salvaron a los inmigrantes que llevan a España, según refirieron algunos supervivientes.

Por otro lado, en el Mediterráneo central se ha llegado a una solución para el barco “Trenton” de la Marina estadounidense, que esperaba desde el 12 de junio instrucciones, tras rescatar a 40 inmigrantes frente a las costas de Libia.

La Guardia Costera italiana, tras días de silencio, ha tomado el control para coordinar el desembarco de este imponente buque de guerra y le asignará un puerto próximamente, informaron a Efe fuentes de los guardacostas.

El buque militar de las Fuerzas Navales de Estados Unidos para Europa y África rescató este 12 de junio a 40 inmigrantes frente a Libia mientras realizaba operaciones en el Mediterráneo, y en el operativo también vio en el agua al menos doce cadáveres.