Palestina: Hamás anuncia que ha llegado a un acuerdo de reconciliación con Al Fatah

El líder político de Hamás, Ismail Haniye, anunció hoy que el movimiento islamista que dirige y Al Fatah han llegado a un acuerdo de reconciliación en la primera ronda de conversaciones que mantienen en El Cairo con mediación egipcia.

“Hoy se ha alcanzado un acuerdo entre Hamás y Fatah bajo los auspicios de Egipto”, decía el comunicado de Haniye, sin añadir más información.

Aún no se han hecho públicos los detalles del acuerdo, que se ha alcanzado dos semanas después de intensas negociaciones entre ambos rivales en la sede de la inteligencia egipcia en El Cairo.

La corresponsal del servicio árabe de la BBC, Ranyah Sabry, señaló que este jueves marca un hito en las relaciones entre ambos grupos y despeja el camino para que se realicen elecciones presidenciales palestinas, con la posibilidad de progresar en las conversaciones de paz con Israel.

Los palestinos en Gaza y en Cisjordania han estado gobernados separadamente desde los mortales enfrentamientos que surgieron entre los dos grupos en 2007.

El conflicto del brazo armado de Hamás 

El comunicado de Hamás prometía que a lo largo del día ambas partes darían información más detallada sobre el acuerdo.

Pero según la radio local israelí Kan, fuentes palestinas aseguran que sólo se han discutido asuntos relativos a la administración civil y seguridad interior, posponiendo para siguientes rondas el asunto de las armas y el papel del ala militar de Hamás.

Este esfuerzo de reconciliación está basado en otro intento de acuerdo también alcanzado en Cairo en 2011 y sigue a la histórica visita de la semana pasada del primer ministro palestino, Rami Hamdala, a Gaza, cuando sus ministros tomaron el control oficial del gobierno de la Franja.

A lo largo de los años ha habido múltiples intentos de reconciliación entre ambas facciones palestinas, sin embargo este último esfuerzo ha recibido un fuerte impulso desde que Hamás aceptara ceder el poder civil en Gaza.

Quedan muchos asuntos por resolver, principalmente el futuro de los 25.000 miembros de la milicia armada de Hamás, que la organización dice que es innegociable, y también está la postura de Israel, que dice que cualquier gobierno palestino futuro debe disolver a Hamás, considerado un grupo terrorista, y cortar relaciones con Irán.