Melania Trump visita por sorpresa un centro de detención de menores inmigrantes en la frontera con México

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, ha hecho este jueves una visita sorpresa a la frontera con México con el objetivo de “conocer de primera mano la situación de los niños inmigrantes” que han llegado al país de manera irregular, según ha anunciado la Casa Blanca en un comunicado.

Melania ha llegado a la localidad de McAllen en el estado de Texas, fronterizo con México, para recibir información y visitar los centros de organizaciones no gubernamentales donde se encuentran internados los menores.

“Todos sabemos que están aquí sin sus familias y quiero agradecerles su duro trabajo, su compasión y su bondad”, ha manifestado la primera dama durante una reunión con los  trabajadores del centro Upbring New Hope, donde doctores, trabajadores sociales y expertos en inmigración ayudan a los menores inmigrantes, según ha informado la cadena de televisión CNN.

“Melania quiere ver con sus propios ojos qué es real y que no”, ha afirmado la portavoz de la primera dama, Stepahine Grisham. “Ella quiere ver de primera mano las imágenes que ha visto en televisión. Quiere conseguir una perspectiva real de lo que está sucediendo”, ha añadido. 

La visita de la primera dama se produce tan sólo un día después de que su marido, Donald Trump, firmase una orden ejecutiva con la que ponía fin  a la  separación de las familias de inmigrantes detenidos tras cruzar la frontera con México. El objetivo será “mantener unidas a las familias”, según dijo, corrigiendo una política que por primera vez consideraba un delito penal traspasar la frontera y por tanto permitía a la policía separar a padres e hijos.

El anuncio se hizo tras una reunión de Trump con congresistas republicanos que intentaban convencer al presidente de EEUU de que pusiera fin a unas imágenes que han recibido un rechazo generalizado en el país y también fuera de él.

No obstante, según publicaba el Washington Post este miércoles, la mujer del mandatario habría sido una de las principales responsables detrás del cambio de postura de Trump. Después de firmar la orden, que todavía no entrará en vigor, el presidente reconoció que habían sido Melania e Ivanka, las que le habían pedido que pusiese fin a la normativa. 

Una gabardina un tanto polémica

La primera dama de EE.UU., Melania Trump, ha elegido para el comienzo de su visita a la frontera con México una gabardina con un enigmático mensaje que inundó las redes sociales de expresiones de asombro y especulaciones sobre si quiso enviar un mensaje sobre su interés en las familias de inmigrantes.

“Realmente no me importa, ¿y a ti?”, rezaba la frase impresa en mayúsculas blancas y en inglés sobre la gabardina caqui que Melania llevaba cuando embarcó en su avión a las afueras de Washington para dirigirse a Texas, según captó uno de los fotógrafos presentes.

La primera dama ya no llevaba la gabardina cuando desembarcó unas horas más tarde en McAllen. La chaqueta era de la marca española Zara y se vendía por 39 dólares, según la publicación “Daily Mail”, aunque no parece estar disponible en la web estadounidense de la firma española.

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, confirmó la autenticidad de la fotografía al ser preguntada al respecto por los periodistas. “Es una chaqueta. No había ningún mensaje oculto. Después de la importante visita a Texas de hoy, espero que los medios no vayan a elegir centrarse en su vestuario”, ha afirmado Grisham.