“Las mujeres podemos rodar una película violenta igual o mejor que un tío”

Dice Joaquin Phoenix que contactó con la directora Lynne Ramsay tras escuchar que era una de las cineastas vivas más brillantes del momento. Vio Tenemos que hablar de Kevin y fue el acicate necesario para levantar el teléfono y pedirle un papel en su próximo proyecto. El actor también se ríe de su marcado acento escocés, por el que estuvo cinco minutos asintiendo sin entender ni una palabra de lo que decía.