La UE, China y Canadá reafirman su compromiso con el Acuerdo de París

La Unión Europea (UE), China y Canadá mantienen su compromiso de “hacer cumplir el acuerdo de París” sobre el cambio climático con la premisa de solucionar las cuestiones técnicas en la cita adicional de Bangkok, en septiembre, y llegar a la cumbre de Katowice (Polonia) solo con deberes políticos.

Las tres regiones ejercieron de anfitrionas en Bruselas a los representantes del clima de 35 países durante dos jornadas de reunión ministerial en las que trataron de avanzar las directrices del acuerdo de cara a la Cumbre del Clima (COP24) que se celebrará en diciembre en Polonia.

“Muchos ministros hoy citaron el Acuerdo de París en sus discursos y es muy peculiar como todos hablamos el mismo lenguaje pero tenemos diferentes interpretaciones (…) pero el espíritu es muy positivo”, explicó el comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, en una entrevista posterior a Politico.

Durante la reunión, los ministros confirmaron que el Acuerdo de París es “irreversible y no será renegociado” y subrayaron la importancia del “multilateralismo”, así como el compromiso de concluir con las negociaciones del programa de trabajo del Acuerdo de París en la cumbre de Katowice.

En este sentido, Arias Cañete apuntó que su “mayor deseo” pasa por conseguir la implementación del Acuerdo de París en la COP24, pues “sin Katowice, París es solo un papel, solo una declaración de intenciones”, dijo.

“El acuerdo de París no tendrá sentido si no somos capaces de medir con transparencia las emisiones, para comparar dónde estamos, para ver cuál es la siguiente ambición que debemos de poner sobre la mesa y, para todo eso, necesitamos un marco de transparencia muy claro”, sostuvo Cañete.

Los ministros pidieron una “aceleración” del ritmo de las negociaciones y dieron instrucciones a los negociadores para resolver a nivel técnico todo lo que puedan en la cita adicional de Bangkok, a principios de septiembre, y dejar solo algunos asuntos políticos para resolver a nivel ministerial en Katowice.

“Lo que estamos discutiendo en este momento es cómo podemos tener un solo conjunto de reglas, reglas de transparencia, para que los países en desarrollo de acuerdo con sus capacidades puedan proveer toda la información”, aclaró Cañete.

“También cómo los países en desarrollo deben dar la información sobre cuál debería ser la financiación disponible y prevista, ambos elementos serán complicados (…) pero he percibido una actitud muy positiva en esta ministerial por parte de todos en la sala”, añadió.

Con respecto al próximo Diálogo Ministerial de Alto Nivel sobre Financiamiento Climático, los ministros destacaron “la necesidad y la voluntad” de seguir demostrando progresos en la consecución del objetivo colectivo de movilizar 100.000 millones de dólares al año para 2020.

En este sentido, los ministros subrayaron la importancia de apoyar la implementación y la ambición tanto del periodo pre-2020 como del pos-2020, y señalaron la necesidad de asegurarse de que los países tomen medidas y cumplen sus compromisos.

Como ejemplo citaron la entrada en vigor de la Enmienda de Doha con la que se extendieron los compromisos del Protocolo de Kioto para los países ricos hasta 2020, en la cumbre del clima de Catar de 2012.

Sobre el Diálogo de Talanoa, muchos ministros subrayaron la importancia de mantener el “espíritu constructivo” con el que se lanzó el Diálogo en Bonn.

La reunión se produce un año después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, decidiese sacar a su país del Acuerdo de París tras calificarlo como un pacto “desventajoso e injusto” para Estados Unidos al obligarlo a reducir sus emisiones en un 28 % hasta 2025.

Sin embargo, el país norteamericano no puede cursar su salida efectiva hasta el mes de noviembre del año 2020 y, mientras tanto, deberá seguir formando parte de las negociaciones.