La tendencia étnica y urbana cierra la 44º edición de la pasarela paulista

La Semana de la Moda de Sao Paulo cerró hoy su 44º edición con algunas dosis de inspiración étnica en sus estampados, cortes retro y un color para el próximo verano: el amarillo cobre.

El último día comenzó en el Mercado Libre de Osasco con la presentación del diseñador Samuel Cirnansck, que con esta colección ha vuelto a sus orígenes.

Cirnansck dejó de lado los trajes de noche y presentó una línea de ropa urbana inspirada en los años 90, con camisas “neorománticas” en seda, combinadas con cazadoras de cuero y aplicaciones de pedrería en chaquetas y pantalones vaqueros media pierna.

La Bienal del parque de Ibirapuera recibió la marca Coven, conocida por sus trabajos en punto de algodón y que desfiló con una colección inspirada en el continente africano.

Coven propone faldas simples, tipo pareo, en estampados de rayas y cuadros tradicionales de las tribus africanas, elaboradas en tonos azules, blancos, verdes y rojos, así como interesantes aplicaciones de piedra Ágata, madera y lava vulcanizada en los petos de vestidos y tops.

La esperada colección de Helo Rocha subió a la pasarela vestidos de noche, camisolas y amplios pantalones en tonos pasteles, como el blanco, rosa, amarillo y vainilla, en una relectura de la ropa interior victoriana, con corsés superpuestos a las piezas de ropa y el uso del corte al bies para pronunciar la silueta femenina.

Según comentó a EFE la diseñadora y colaboradora de la marca, Camila Pedrosa, esta colección, que podría definirse de alta costura por lo refinado de los acabados, “utiliza exclusivamente tejidos nobles” y presenta impresionantes trabajos de bordados richeliue y encaje.

La diseñadora Juliana Jabour unió sus dos pasiones en la pasarela: la estética náutica y el estilo deportivo urbano.

Las rayas marineras en azules, blancos y rojos estaban presentes en vestidos largos y faldas, de cortes románticos, con volantes y amplias mangas, en contraposición con piezas deportivas como sudaderas de algodón y bermudas, todo acompañado con llamativas medias de nailon de rayas y estrellas.

La última jornada de la Semana de la Moda de Sao Paulo la cerrarán la marca Apartamento 03, de Luiz Claudio, la cual se caracteriza por el uso de técnicas manuales y tejidos nobles en sus diseños, así como las firmas Reserva y Ratier.

La 44º edición de la pasarela paulista, que comenzó oficialmente el domingo, ha rendido homenaje a las raíces brasileñas, a la creatividad de su cultura y al saber hacer de su pueblo, con un calendario de 35 desfiles.