La policía descarta causas criminales en la muerte de la primera jueza musulmana de Estados Unidos

La policía descartó hoy que, en principio, exista alguna razón criminal vinculada con la muerte de la primera jueza musulmana de Estados Unidos, Sheila Abdus Salaam, cuyo cuerpo apareció flotando en el río Hudson este miércoles.

El cuerpo de la magistrada, completamente vestido, fue reconocido por su marido después del hallazgo del cuerpo, cerca de su vivienda, en el barrio neoyorquino de Harlem.

Fue vista por última vez el pasado lunes por la noche, pero el martes habló con una asistente, según ha confirmado en declaraciones a los periodistas el detective Robert Boyce. “No hay aparentes heridas en su cuerpo. No hay nada aparentemente criminal hasta ahora”, afirmó Boyce sobre las pesquisas que se están desarrollando y que incluyen la autopsia del cuerpo de la jueza.

Sheila Abdus Salaam, de 65 años, era además la primera magistrada de raza negra nombrada para los tribunales de apelaciones de Nueva York. Fuentes policiales consultadas por el diario Daily News indicaron que la jueza sufría depresión y posiblemente se suicidó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que la designó para los tribunales de apelaciones en 2013, calificó a la jueza como una “jurista pionera” y destacó el trabajo que venía realizando en los tribunales del estado.

Las autoridades del estado han destacado el hecho de que la jueza fue la primera magistrada de raza negra nombrada para los tribunales de apelaciones de Nueva York. Pero el director del Instituto de Estudios Islámicos de Estados Unidos, Zakiyyan Muhammad, aseguró también que era la primera jueza musulmana de Estados Unidos.