La Policía británica confirma que Skripal fue atacado de “forma deliberada” con un agente nervioso

La Policía británica ha confirmado este miércoles que el exespía ruso Sergei Skripal y su hija fueron envenenados de “forma deliberada” con un “agente nervioso”, según ha informado The Guardian. 

Tanto Skripal, de 66 años, como su hija Yulia, 33 años, se encuentran en estado grave en el hospital tras entrar en contacto el pasado domingo con un “agente nervioso”. Según ha informado Rowley, el agente de Policía que les encontró en la localidad británica de Salisbury también se encuentra “en estado grave” en un hospital local y su condición empeora cada día. 

A pesar de que Scotland Yard ha sostenido que sus especialistas científicos han confirmado el tipo de sustancia utilizada, se ha negado a revelar el tipo de agente nervioso durante la rueda de prensa. Rowley también ha añadido que los detectives a cargo del caso creen que tanto Sergei como Yulia fueron atacados de “forma deliberada”. 

Según apunta The Guardian, las pruebas químicas encontradas en el lugar de los hechos y los síntomas que presentan ambas víctimas sugieren el uso de una toxina nerviosa muy sofisticada.