La ONU alerta del riesgo de hambruna en la República Democrática del Congo debido al conflicto armado

Naciones Unidas alertó hoy del riesgo de hambruna en la República Democrática del Congo (RDC) debido a los conflictos armados que han obligado a cientos de miles de agricultores a huir de sus tierras y perder sus cosechas.

En un comunicado conjunto, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo para la Infancia (Unicef) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) lamentan la falta de ayuda humanitaria: En la región de Kasai, tan solo el 12,5 % de los 3,2 millones de afectados la recibió el pasado mes de diciembre.

El documento indica que más de 750.000 personas continúan lejos de sus hogares y que las cerca de 630.000 que han regresado a sus aldeas, destrozadas por el conflicto, necesitan ayuda para retomar la producción de alimentos, ya que el 90 % de estas comunidades rurales tienen dependencia absoluta de la agricultura.

“La agricultura es la única forma de volver a ser productivos. No solo genera comida e ingresos para las familias, sino que también les devuelve la esperanza, la dignidad y la confianza”, afirma el representante de la FAO en el país, Alexis Bonte.

Especialmente preocupante es la situación de los niños, como recuerda el representante de Unicef en la RDC, Tajudeen Oyewale: “Al menos 400.000 menores de 5 años sufren de malnutrición aguda. Es posible que mueran a menos que reciban apoyo en materia de sanidad, agua, saneamiento y nutrición”.

Las agencias de la ONU aseguran estar “luchando contrarreloj” para alimentar a los habitantes de Kasai, pero advierten de la dificultad de la tarea debido a la falta de infraestructuras, de seguridad y de fondos.

“Aunque parece que los donantes están comenzando a responder, los recursos son tristemente inadecuados si se comparan con el sufrimiento humano”, indicó el director del PMA en este país centroafricano, Claude Jibidar, quien reclamó al Gobierno y a la comunidad internacional un mayor compromiso.

“Si no lo hacen de manera inmediata y colectiva, significará la muerte para mucha gente”, sentenció.