La ONU abre una investigación sobre el ataque de diciembre a los “cascos azules” en Congo

Naciones Unidas ha iniciado una investigación especial sobre el peor ataque de su historia reciente a sus fuerzas de paz, ocurrido el pasado 7 de diciembre en la República Democrática del Congo y en el que murieron 15 “cascos azules” tanzanos, 43 quedaron heridos y uno permanece desaparecido.

En un comunicado, la ONU anunció el nombramiento del ruso Dmitry Titov como responsable de la pesquisa, que abarca los ataques a los pacificadores y a sus bases en el territorio de Beni, en la provincia de Kivu norte, y se enfoca concretamente en el evento acaecido el mes pasado en Semuliki.

La investigación analizará las circunstancias en torno a los ataques y evaluará la preparación general de la Misión que tiene en ese país, la MONUSCO, así como su respuesta ante los mismos, desgrana el documento.

El equipo investigador, integrado por funcionarios de la ONU y dos militares tanzanos, viajará a la RD Congo a principios de este mes y también visitará otros países de la región de los Grandes Lagos, anunció la organización internacional.
Entre los objetivos de la pesquisa está emitir recomendaciones para prevenir futuros ataques en el futuro o, en caso de que se produzcan, evitar que tengan consecuencias letales.

Titov, el jefe de la investigación, ha ejercido durante 10 años, hasta 2017, como secretario general asistente de aplicación de la ley e instituciones de seguridad en el Departamento de Operaciones de Paz de la ONU, en el que fue también director del área de África.