La mano dura contra la inmigración en Italia dispara a la Liga en las encuestas

La mano dura contra la inmigración impulsada por el ministro de Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, ha disparado a la formación ultraderechista en las encuestas, pasando del 17,35% que recibió en las pasadas elecciones generales de marzo a un 29,7%, según la última encuesta en intención de voto publicada este lunes por SWG.

Mientras la formación ultraderechista crece más de 12 puntos porcentuales, el Movimiento 5 Estrellas, pasa del 32,68% recibido en las elecciones a un 29,4%, lo que le sitúa ligeramente por debajo de la Liga. Para la encuesta se ha utilizado una muestra de 1.500 personas.

La suma de ambos, socios de coalición en el Gobierno, resulta en un 59,1% respecto al 50% que recibieron en los comicios.

El pasado domingo se celebró la segunda vuelta de las elecciones locales en 75 municipios donde ningún partido o coalición había superado el 50% de los votos en la primera vuelta (10 de junio). La Liga obtuvo buenos resultados y la coalición conservadora arrebató al Partido Demócrata varias ciudades históricamente vinculadas a la izquierda, como Siena, Massa, Pisa e Imola.

La coalición de derechas, formada por la Liga y Forza Italia, entre otros, se hizo con 28 ayuntamientos, mientras que el centroizquierda se impuso en 20. El Movimiento 5 Estrellas solo consiguió cinco municipios.

“Victoria histórica de la Liga en los ayuntamientos administrados por la izquierda desde hace décadas”, escribió en Twitter Salvini. “Cuanto más nos insulta la izquierda, más nos premian los ciudadanos. Los italianos primero. Yo no paro”, añadió.

La participación en esta segunda vuelta descendió hasta el 47,5% respecto al ya bajo 67% del 10 de junio. Los analistas creen que estos resultados confirman la crisis que atraviesa la izquierda y su principal formación, el Partido Demócrata, y la victoria de la ultraderecha.