La cifra de fallecidos sube a 355 diez días después del terremoto en México

El número de fallecidos en el terremoto del 19 de septiembre pasado en el centro de México subió en las últimas horas a 355, tras el hallazgo de varios cadáveres entre los escombros de un edificio capitalino donde aún trabajan los grupos de rescate.

Al actualizar la cifra preliminar de muertos por el movimiento telúrico de magnitud 7,1, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, indicó que Ciudad de México registra el mayor número de víctimas mortales, con 214.

Los equipos de rescate, entre ellos el grupo de la Unidad Militar de Emergencias del Ejército español, aún trabajan en las ruinas del edificio ubicado en Álvaro Obregón 286, en la céntrica colonia Roma, en la búsqueda de cuerpos.

En las últimas horas han logrado recuperar varios cadáveres entre los escombros, incluido el del español Jorge Gómez Varo, que estaba sepultado en la segunda planta del edificio de seis plantas que colapsó a causa del terremoto.

En los estados afectados por el sismo que sacudió el centro de México hace diez días, justo cuando se cumplían 32 años del poderoso terremoto de 1985 que causó miles de víctimas en la capital, la cifra de muertos se mantiene igual: 74 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

A estas víctimas directas del temblor de magnitud 7,1 se le agregan cuatro decesos del sismo del sábado pasado, cuyo epicentro se localizó en Oaxaca y fue una réplica del terremoto de magnitud 8,2 del 7 de septiembre, que a su vez causó 98 muertos en el sur de México.

Derivado del sismo de magnitud 6,1 del sábado hubo dos muertes por infarto provocado por crisis nerviosas en la Ciudad de México y otras dos personas fallecieron en el municipio oaxaqueño de Asunción Ixtaltepec.

Los tres terremotos registrados los días 7, 19 y 23 de septiembre en México han ocasionado 457 muertos, lo que constituye la mayor cifra de fallecidos desde el trágico sismo de 1985 en Ciudad de México, que se calcula causó alrededor de 20.000 muertos.

Según los primeros cálculos del Gobierno, aún preliminares, la reconstrucción de viviendas, escuelas y edificios históricos dañados por los terremotos tendrá un costo superior a los 38.000 millones de pesos (unos 2.100 millones de dólares).