La Casa Blanca precisa que la condena de Trump también “incluía al KKK y neonazis”

La Casa Blanca aseguró hoy que la condena del sábado del presidente Donald Trump al acto “de odio y fanatismo” en Charlottesville, donde una persona resultó muerta y más de 20 heridos, “por supuesto” también se refería a los supremacistas blancos que convocaron la marcha “Unir a la Derecha”.

“El presidente dijo ayer con mucha contundencia que condena todas las muestras de violencia, fanatismo y odio”, indicó la Casa Blanca en un comunicado, que agrega que “por supuesto, eso incluye supremacistas blancos, el Ku Klux Klan (KKK), neonazis y todos los grupos extremistas”.

Asimismo subraya el llamamiento de Trump “a la unidad nacional de todos los estadounidenses”.

El mandatario ha sido objeto de fuertes críticas después de que este sábado condenase “el odio y el fanatismo” por “múltiples partes”.

Aunque calificó de “terrible” lo sucedido, Trump no citó expresamente a los supremacistas blancos que habían convocado la marcha, entre los que se encontraba David Duke, exlíder del KKK, y algunos de los cuales portaba esvásticas nazis.

Éstos protestaban por la retirada de una estatua en el centro de Charlottesville del general confederado Robert Lee, considerado un símbolo de la defensa de la esclavitud y el racismo.

La ciudad universitaria de unos 50.000 habitantes, a apenas 200 kilómetros de Washington, se despertó hoy consternada por la caótica jornada del sábado tras los violentos choques por una marcha de supremacistas y nacionalistas blancos.

Poco después, un conductor embistió contra un grupo de opositores a la marcha racista después de que ésta fuese cancelada por las autoridades.

Como consecuencia, una mujer de 32 años falleció y una veintena de personas sufrió heridas de diversa consideración.

Además, dos agentes de la policía estatal de Virginia fallecieron tras estrellarse el helicóptero en el que viajaban y que estaba ayudando en las labores de vigilancia para proteger la seguridad en la ciudad.