Katia se disipa al este de México pero amenaza con fuertes lluvias

Katia, que tocó tierra en México como huracán de categoría 1 la noche del viernes, se disipó hoy tierra adentro en el este de México, pero aún puede provocar peligrosas lluvias, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

En su boletín de las 15.00 GMT, los meteorólogos estadounidenses detallan que los restos de la tormenta se encuentran a 150 millas (245 kilómetros) al sur de Tampico y a 125 millas (200 kilómetros) al oeste-noroeste de Veracruz, con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 kilómetros por hora).

Estos restos seguirán avanzando hacia el oeste-noroeste a 5 millas por hora (7 kilómetros por hora) durante todo el día de hoy y se espera que produzcan acumulaciones de lluvia de entre 3 y 6 pulgadas (7 y 15 centímetros) sobre el centro y norte de Veracruz, el este de Hidalgo y el norte de Puebla.

Según los datos del CNH -que con este último boletín ya dejará de hacer seguimiento de Katia-, aún permanecen activos en la cuenca atlántica José, de categoría 4, e Irma, que bajó a categoría 3 tras tocar tierra en Cuba, pero aún supone una importante amenaza para el sur de Florida, donde llegará en las próximas horas.

El huracán José está en las islas norteñas de Sotavento con vientos de 230 kilómetros por hora y El CNH prevé un “debilitamiento gradual” en las próximas 24 horas.