“Greyball”, la aplicación con la que Uber espiaba a sus usuarios para evitar a las autoridades

Uber

Están siendo unas semanas muy duras para Uber. Primero vino el movimiento #deleteUber que inicitaba a borrar la aplicación por sus torpes decisiones frente al decreto inmigratorio de Trump, después vinieron sus problemas por abusos y sexismo, y ahora que esta semana parecía no poder ir peor tras la dimisión de su vicepresidente de producto y crecimiento, le han pillado utilizando una aplicación especial para espiar a sus usuarios y burlar a las autoridades.

Esta aplicación llamada Greyball minaba, según informó ayer el New York Times, minaba los datos de geolocalización de sus clientes, los datos de sus tarjetas de crédito, sus hábitos de utilización de la aplicación y espiaba sus perfiles en redes sociales para tratar de identificar a los usuarios que trabajasen para los gobiernos o para otras empresas rivales.

La cosa no queda ahí, porque al parecer la aplicación también permitía cancelar o ignorar los viajes que, por ser solicitados desde lugares cercanos a agencias y oficinas de las autoridades locales, fueran sospechosos de ser trampas para controlar la aplicación. Además, esta herramienta también permitía mostrar imágenes de “coches fantasma” para dar la sensación de que Uber tenía coches circulando en zonas en las que en realidad no lo tenían y así despistar a las autoridades.

Uber lo confirma, pero con matices

En un correo electrónico, Uber ha asegurado a medios como Quartz que el programa Greyball “niega las solicitudes de viaje a usuarios fraudulentos que están violando sus términos de servicio, ya se trate de personas que quieran dañar físicamente a los conductores, competidores que buscan interrumpir sus operaciones, u opositores que cooperan con los funcionarios en operaciones secretas para atrapar a sus conductores”. Vamos, que aunque con excusas, en cierta manera lo han confirmado casi todo.

Además, una portavoz de Uber también le ha asegurado a VentureBeat que la utilización de estas tácticas ha ido disminuyendo según Uber ha ido consiguiendo el derecho de operar cada vez en más sitios, y que el departamento legal de Uber aprobó esta práctica sólo en localidades donde Uber no había sido explícitamente prohibido. También confirma que en Estados Unidos se ha utilizado en 15 estados en los que no había leyes claras a la hora de compartir coches con este tipo de apps, aunque no sabe en qué otros países ha estado siendo utilizado.

Entre problemas de sexismo, dimisiones, y ahora esta aplicación diseñada para violar la privacidad de sus usuarios y evitar a las autoridades, parece que el cúmulo de problemas de Uber no hace sino crecer. Aún es pronto para saber cómo va a acabar todo esto para una de las empresas que más ha revolucionado la manera en la que nos movemos por las ciudades, pero de momento la cosa no pinta demasiado bien.

Vía | New York Times
Imagen | Alper Çuğun
En Genbeta | Abusos y sexismo en Uber: una mirada a la cultura del desenfreno de la empresa

También te recomendamos

Con ustedes, 20 empresas disruptivas made in Spain

Uber perdió 1.270 millones de dólares solo durante la primera mitad del año

Ya puedes comprar tarjetas de regalo para Uber


La noticia “Greyball”, la aplicación con la que Uber espiaba a sus usuarios para evitar a las autoridades fue publicada originalmente en Genbeta por Yúbal FM .