Giménez Bartlett: El éxito de la novela negra se explica por la crítica que encierra

La escritora Alicia Giménez Bartlett cree que el buen momento de la novela negra en España se explica por la crítica que encierra, porque refleja “a gente de la calle” y porque pasa la realidad “por un filtro con lanzas”.

La creadora de la inspectora Petra Delicado destaca que, aunque este género vive “una eclosión”, nunca “será ‘El Quijote'”, según ha dicho en una rueda de prensa previa a su participación en el ciclo “Martes Literarios”, de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

La autora, ganadora del Premio Nadal y del Planeta, piensa que ha empezado a disiparse “la leyenda” de que la novela negra se trata de un género “de kiosko” y ha defendido la calidad de la española, que, a su juicio, puede compararse con las mejores, como las nórdicas.

Pese a contar con más de una decena de novelas policíacas en su haber, Alicia Giménez Bartlett (Almansa, Albacete, 1951) ha afirmado que no ha descubierto nada “que merezca la pena” mediante sus novelas ni tampoco ha ayudado a resolver ningún caso.

“No he descubierto nada que merezca la pena, ni siquiera soy muy hábil sospechando, porque una cosa es escribir ficción y otra pensar que la gente es capaz de asesinar por ahí tan alegremente”, ha manifestado.

Ha destacado que su novela busca conseguir “una sinfonía” que rebaje “la sordidez” de los crímenes que relata y también una ambientación ciudadana o rural que refleje a “la gente de la calle”.

También ha dicho que atentados como los de Cataluña de la pasada semana no le inspiran “en absoluto” a la hora de redactar sus trabajos, ya que se trata de “tragedias” que envuelven a muchas personas.

Giménez Bartlett ha dicho que a ella no se le ocurriría “jamás” escribir sobre sucesos como los atentados de Cataluña, porque los ve “graves” y con un trasfondo político.

La escritora ha insistido en que crímenes como estos convierten la ficción en realidad y los ve más característicos de novelas sobre el Oeste norteamericano.