El Supremo de Brasil mantiene suspendido el nombramiento de la ministra de Trabajo

La presidenta de la Corte Suprema de Brasil, Carmen Lucia Antunes, mantuvo hoy suspendido el nombramiento de la diputada federal Cristiane Brasil como ministra de Trabajo y entendió que la decisión final debe ser tomada por el pleno de ese órgano judicial, informaron fuentes oficiales.

La magistrada consideró que es competencia del máximo tribunal del país tratar el caso al considerar que es un asunto constitucional, si bien no marcó una fecha concreta para su análisis en el pleno de esa corte, integrado por once jueces, entre ellos la propia Antunes.

Cristiane Brasil, abogada de 44 años, fue elegida el pasado 3 de enero por el presidente brasileño, Michel Temer, para ser la nueva ministra de Trabajo, pero su designación fue respondida en los tribunales por diversas asociaciones, que desvelaron supuestas violaciones de leyes laborales en las que habría incurrido.

Su investidura como ministra fue suspendida en diferentes tribunales, liberada después por el Tribunal Superior de Justicia, pero nuevamente paralizada por Antunes el pasado 22 de enero a través de una cautelar que hoy ha vuelto a confirmar.

De acuerdo con las asociaciones denunciantes, Cristiane Brasil fue procesada en 2016 por haber tenido dos conductores a su servicio sin contratos formales ni las garantías laborales de ley, por lo que fue condenada a indemnizar a uno de ellos con más 60.000 reales (unos 18.600 dólares).

Tras conocer la confirmación de este miércoles, los asesores de la diputada federal dijeron en un comunicado que respetan la decisión, al tiempo que reforzaron el pedido para que la Corte Suprema defina “pronto la cuestión”.

En paralelo, la Fiscalía investiga a la parlamentaria por presunta asociación al tráfico de drogas en un caso relacionado con el pago a narcotraficantes que dominan favelas de Río de Janeiro con la intención de que estos facilitaran sus actividades de campaña en esas zonas, según publicaron medios locales.

La legisladora también es sospechosa de pedir votos a cambio de cargos en la campaña de 2014, en la que supuestamente pidió a servidores públicos su voto para mantenerlos en sus puestos, según un audio revelado por el programa televisivo Fantástico.

El Ejecutivo brasileño ha optado durante todo este tiempo por mantener a Cristiane Brasil como su nominada para la cartera de Trabajo y “continuar la batalla jurídica” hasta el final, según manifestó el titular de la Secretaría de Gobierno, Carlos Marun.