El periodista asesinado en Eslovaquia investigaba vínculos de la mafia con el Gobierno

El periodista eslovaco Jan Kuciak, hallado asesinado esta semana en Bratislava, iba a revelar una compleja red de la ‘Ndrangheta, la mafia de Calabria (Italia), con vínculos que llegarían hasta la oficina del primer ministro, Robert Fico.

Con el permiso de la web de noticias Aktuality.sk, medio digital para el que trabajaba el periodista, los principales diarios eslovacos (Sme, Právda y Novy Cas) publican el miércoles el largo artículo de Kuciak que quedó sin acabar.

Si se confirma lo desvelado en la investigación, una red de miembros de la ‘Ndrangheta habría logrado infiltrarse con sus contactos incluso hasta la oficina del socialdemócrata Fico.

Con ello, esa mafia, dedicada en Eslovaquia sobre todo al fraude fiscal mediante facturas falsas y a estafas a los fondos de la Unión Europea (UE), podría haber tenido acceso a importantes secretos de Estado.

Las pesquisas involucrarían sobre todo a Maria Troskova, la asistente personal del jefe de Gobierno, una exmodelo que fue directiva de una empresa italiana (GIA Management) investigada por la Justicia de ese país por sus supuestos lazos con la mafia.

Troskova trabajó después un año con el diputado Viliam Jasan, del partido socialdemócrata SMER de Fico, antes de entrar en la oficina de Gobierno como asesora.

Kuciak, de 27 años, y su novia, Martina Kusnirova, fueron hallados asesinados a tiros en su domicilio cerca de Bratislava.

La policía eslovaca, que ha abierto una investigación del caso, se mostró inclinada a pensar que el crimen está relacionado con el trabajo del reportero, lo que apunta a la citada mafia.

La investigación de Aktuality.sk es una cooperación con el Centro Checo de Periodismo de Investigación (Investigace.cz), la organización periodística italiana Investigative project of Italy (IRPI) y la Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), consorcio de centros de investigación financiado por la fundación Open Society de George Soros.

Desde que se descubrió el asesinato del periodista eslovaco, su colega checa Pavla Holcova, de Investigace.cz, se encuentra bajo protección policial.

Fico ofreció el martes una recompensa de un millón de euros al que aporte pistas que lleven al autor del doble asesinato, que ha causado una gran conmoción dentro y fuera de Eslovaquia.

“Si se demuestra que el doble asesinato tiene que ver con el trabajo de periodista, sería un atentado contra la democracia”, dijo el político.

Bajo el lema “No queremos vivir en un Estado mafioso”, varias organizaciones de grupos civiles han convocado una manifestación para el miércoles en Bratislava.