El gobernador de Nueva York dice en Jerusalén que “no tolerará el antisemitismo”

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó hoy en Jerusalén que “no tolerará los actos antisemitas” que se están produciendo en EE.UU. desde que entró en funciones el presidente Donald Trump, porque “los grandes incendios comienzan siendo pequeños”.

“A los habitantes de Israel les digo que no toleraremos estos actos antisemitas. El Estado de Nueva York ha actuado con determinación con todo tipo de medidas, más que ningún otro Estado, y por ello me siento orgulloso”, dijo durante una visita al Museo del Holocausto.

La llegada del gobernador neoyorquino a Israel coincide con un nuevo ataque racista a un cementerio judío en EEUU, esta vez en Brooklyn, en la ciudad de Nueva York.

Se trata de la cuarta agresión de este tipo en dos semanas, lo que sumado a más de un centenar de amenazas de ataque a centros e instituciones judías ha despertado el temor de una ola descontrolada de antisemitismo por todo el país, que alberga a la mayor comunidad judía fuera de Israel.

En Estados Unidos viven más de cinco millones y medio de judíos, de los que un millón y medio se concentran sólo en la ciudad de Nueva.

Como alentó a que los estadounidenses actúen frente a estos ataques “con el principio de que un ataque a uno es como un ataque a todos”, y el de que “los grandes incendios comienzan siendo pequeños”.

“Visitar Yad Vashem (Museo del Holocausto) ha sido una experiencia muy fuerte. Es un testimonio vivo de lo que ha vivido el pueblo judío, y de lo que nuestro mundo permitió que ocurriera. Nos recuerda a todos el peligro potencial (..) Debe haber tolerancia cero con cada agresión o discriminación de cualquier persona”, subrayó.

Y consideró que la ola de ataques contra blancos judíos “viola toda la tradición neoyorquina a favor del pluralismo”.