El Festival de Toronto reduce su formato para adaptarse a los nuevos tiempos

El Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), uno de los más importantes del mundo, celebra su 42 edición del 7 al 17 de septiembre con un formato más reducido para adaptarse a los nuevos gustos del público.

El año pasado, TIFF proyectó en 11 días 397 películas, de las que 296 fueron largometrajes y 101 cortos, repartidos en 16 programas.

Pero tras varios años de críticas por el tamaño desmesurado de la muestra, anunció a principios de 2017 que reduciría un 20 % el número de películas a proyectar en su 42 edición.

Aunque el festival todavía no ha anunciado el número final de películas que exhibirá este año, la cifra, entre largos y cortos, se situará en torno a los 300 filmes.

La reducción del número de filmes coincide con el descenso en el número de personas que acudieron al festival en 2016, y el incremento de los precios de las entradas, otra de las críticas que el exitoso TIFF ha sufrido en los últimos años.

El año pasado 381.185 personas acudieron a las proyecciones de TIFF, frente a las 383.970 personas de 2015. La caída de la audiencia fue una clara señal de que el festival, que desde que se inició hace 42 años ha aumentado de forma regular su público, necesitaba reorientarse.

El director artístico del TIFF, Cameron Bailey, justificó, en febrero, la eliminación de programas y películas para satisfacer al público y críticos de cine y mantener la calidad del festival.

Además, este año TIFF introducirá un precio reducido para menores de 25 años que quieran acudir al festival entre semana, con una entrada llamada “Audience First” y un precio entre 8 y 14,5 dólares (de 6,8 a 13,3 euros) en lugar de los 15,5 a 20 dólares (de 13,1 a 17 euros) que costará al resto del público.

Aún así, acudir al TIFF supone una considerable inversión; el precio regular de una entrada para las sesiones de noche o de fin de semana es de entre 22,5 y 28 dólares (de 19,1 a 23,8 euros), pero la cifra puede llegar hasta los 47 dólares (39,9 euros) para las películas más buscadas en los pases de gala.

Pero la transformación de TIFF, que es considerado en el sector como uno de los tres principales del mundo y el preferido por muchos de los estudios de Hollywood para lanzar los filmes con los que quieren competir por los Óscar, no se limita al número de películas o al precio de las entradas.

En un plan estratégico elaborado para el periodo 2018-2022 y dado a conocer la semana pasada, se señala que su “principal producto solía ser las películas”.

“Ahora, nuestro principal servicio deben ser experiencias transformadoras a través de las películas”, agrega.

En declaraciones al periódico The Toronto Star, el director del TIFF, Piers Handling, y Bailey, los dos cerebros detrás del festival de Toronto desde hace años, explicaron que lo que la muestra pretender es adaptarse a la nueva realidad de audiencias, desplazándose al mundo “online”.

Handling y Bailey no se refieren sólo al festival de cine que gestionan. TIFF ha pasado de ser un festival para mostrar la cinematografía que no llegaba a las salas de cine en el Toronto de los años setenta a un mundo que gira en torno a su espectacular sede, el TIFF Bell Lightbox, en la zona más “chic” de la ciudad.

TIFF, la organización, no el festival, cuenta ahora, por ejemplo, con una creciente oferta de actividades “online”, desde series de vídeo hasta “podcasts” que están revelándose como muy populares.

Pero volviendo al festival, y en concreto al de este año, prestará gran atención a las producciones para televisión con la proyección de episodios de populares series “online” o televisivas.

Esta iniciativa se inició ya hace tres años y, en esta ocasión, proyectará en sus salas “The Deuce”, una serie de HBO creada por David Simon y George Pelecanos e interpretada por James Franco y Maggie Gyllenhaal.

Otra proyección en el programa Primetime será “Dark”, el primer drama en alemán de Netflix, de la que se darán a conocer los dos primeros episodios de la serie que no tiene previsto su estreno online hasta finales de año.

Y también en el mismo programa se incluye “The Girlfriend Experience Season 2”, de la cadena de televisión Starz.