El estado de Hawái busca reducir el alcance del veto migratorio de Trump

El estado de Hawái cuestionó hoy ante un tribunal federal el alcance del veto migratorio que acaba de entrar en vigor en EE.UU., al considerar que la decisión del Gobierno de Donald Trump de aplicarlo a ciertos inmigrantes con familiares en el país podría “violar” una orden del Tribunal Supremo.

La moción pide a un juez federal de Hawái, Derrick K. Watson, que “aclare” y potencialmente ordene reducir el “alcance” del veto que entró en vigor el jueves e impide durante 120 días el ingreso de refugiados y, durante 90 días, el de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia).

El Tribunal Supremo dio luz verde este lunes a la implementación temporal del veto con la condición de que no se negara la entrada al país de personas que argumentaran de forma creíble que tenían un vínculo “genuino” con Estados Unidos, es decir, que tuvieran familia allí o planes para trabajar o estudiar en la nación.

El Gobierno de Trump ha impuesto su interpretación de esa orden del Supremo y ha decidido que quienes quieran sortear el veto deberán demostrar una relación con padres, cónyuges, hijos, yernos, nueras, hermanos, padrastros, hermanastros o personas con las que se hayan prometido en matrimonio, que ya estén en Estados Unidos.

Excluidos de esa categoría de “familiares cercanos” quedan los abuelos, nietos, tíos, sobrinos y primos, que no podrán servir de ancla a sus familiares en el exterior para tramitar su entrada.

El estado de Hawái confía en que el tribunal al que envió su petición determine que el Gobierno federal no debería aplicar el veto contra “abuelos, nietos, cuñados o cuñadas, tías, tíos, sobrinos y primos de gente que viva actualmente en los Estados Unidos”, según explicó la Fiscalía hawaiana en un comunicado.

“En Hawái, la ‘familia cercana’ incluye a muchas de las personas que el Gobierno federal decidió por su cuenta excluir de esa definición. Esta definición extremadamente limitada podría violar lo decidido por el Tribunal Supremo”, indicó en el comunicado el fiscal general de Hawái, Douglas S. Chin.

El juez federal ante el que fue presentada la moción es el mismo que suspendió en marzo la aplicación de la segunda versión del decreto emitido por Trump para prohibir temporalmente la entrada al país de refugiados y de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana.

Ese veto también fue bloqueado por un juez en Maryland y luego por el Tribunal de Apelaciones del Distrito Cuarto, en Richmond (Virginia), y el Tribunal del Distrito Noveno, con sede en San Francisco (California), antes de llegar al Supremo, que lo estudiará en su próximo periodo de sesiones pero ha permitido mientras su entrada parcial en vigor.