El Banco Mundial pide actuar contra la inmovilidad social para erradicar la pobreza

El Banco Mundial (BM) alertó hoy de que las tasas de movilidad social son ahora parecidas a las de hace medio siglo e hizo un llamado a tomar acciones para eliminar este freno y cumplir con la meta de erradicar la pobreza extrema en 2030.

Según el BM, los aumentos del nivel educativo de generación en generación se han estancado en el último medio siglo, lo que hace que la posición socioeconómica de los padres sea hoy igual de determinante para el futuro de las personas como lo era en la década de 1960.

“Se está desperdiciando el potencial de cientos de millones de personas ya que sus posibilidades siguen estando demasiado estrechamente ligadas a la generación anterior”, dijo en un comunicado el presidente del Banco Mundial, el estadounidense Jim Yong Kim.

Kim alertó de que se está atravesando “una crisis de capital humano” y puso énfasis en la necesidad de “actuar a todos los niveles” para resolverla y “garantizar que la generación del futuro pueda prosperar independientemente de donde nazca”.

Estas son las conclusiones de un documento que el Banco Mundial elabora sobre educación y movilidad social, cuyo contenido dará a conocer a principios de 2018 y del que hoy publicó un avance con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

De acuerdo con este estudio, tan solo la mitad de las personas nacidas en economías en desarrollo en la década de 1980 tienen hoy un mayor nivel educativo que el de sus padres, “lo que no muestra ninguna mejora en comparación con los nacidos en la década de 1960”.

Los datos son especialmente negativos en África subsahariana, donde tan solo el 12 % de los nacidos en los ochenta tienen más educación que sus padres, en comparación con el 80 % de esa misma generación en Asia oriental.

“Si el mundo no altera la forma en la que invierte en sus hijos, especialmente aquellos que provienen de entornos menos aventajados, hay pocos motivos para creer que esta evaluación será diferente dentro de diez años”, apuntó el Banco Mundial.

De este modo, advierte, no se podrá cumplir con el objetivo de erradicar la pobreza extrema en el año 2030.

El documento apunta que las 15 economías en las que el nivel de la educación está más estrechamente vinculado con el de los padres corresponden a países en vías de desarrollo.