De la diversión al exceso: por qué FUT me echó de ‘FIFA’ tras veinte años jugando

Fut2

El final del verano viene marcado por muchas posibles variables en función de las preferencias de cada uno: la IFA de Berlín, el nuevo iPhone, o la llegada de un nuevo ‘FIFA’. Esto último es lo que está a punto de suceder, ‘FIFA 18’ llega un año más para seguir liderando al resto de videojuegos deportivos, y ya ni hablemos de simuladores futbolísticos. Nadie puede negar que ‘FIFA’ se ha merendado a ‘PES’ en los últimos años. En 2016, por cada cuarenta ‘FIFA’ se llegó a vender un solo ‘PES’. Un panorama demasiado bueno para EA como para pensar que en algún momento se puede desvanecer el hechizo. ¿O sí?

Disclaimer: me inicié en los videojuegos con los ‘FIFA’ hasta que llegó el ‘PES 6’ en 2006 y di el salto a la saga de Konami. Para ‘FIFA 12’ ya había vuelto a EA, y en ‘FIFA 14’ comencé a jugar en el modo que hoy es insignia, estrella y ojo derecho de la saga: FUT (FIFA Ultimate Team). Ahí he estado hasta este mes, en el que, hastiado, he aprovechado el espectacular subidón de calidad de ‘PES’ para volver a Casa Konami. ¿Hastiado de qué? Ahí es donde vamos.

Insert Coin, dame pasta, give me money

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, bajo la lluvia de billetes que le arrojo un activista. Imagen: Business Insider. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, bajo la lluvia de billetes que le arrojo un activista. Imagen: Business Insider.

FUT, para quien no esté familiarizado, es un modo de juego presente en cada ‘FIFA’ desde hace varios años. En él hacemos nuestro propio club tomando escudo y equipación de otros ya existentes, y fichando jugadores de cualquier equipo. Esos jugadores se dividen, básicamente (luego se va añadiendo complejidad) en tres tipos: bronce, plata y oro.

La calidad va en consonancia con el nivel de cada metal: un suplente de la segunda división francesa seguramente será bronce, y un Griezmann, Modric o Piqué serán oro. Podemos hacer nuestra plantilla con las monedas ganadas por jugar partidos, pero la calidad a la que podremos aspirar será baja y EA regala más bien poco, así que para formar planteles de mínimo nivel habrá que pasar por caja para poder abrir sobres, al estilo de los cromos, que nos darán ítems sorpresa.

Fut4

Vendiendo esos ítems podremos ir ahorrando monedas hasta poder fichar a los jugadores que queremos. La cosa no acaba ahí: los jugadores se cansan, así que o les damos descanso, o les damos ítems de recuperación (¡que también cuestan dinero!). Los jugadores tienen contratos efímeros, así que para ir renovándolos también hay que pasar por caja. Si no, no podremos volver a usarlos. Si hemos fichado a un mediocentro que queremos poner de mediapunta, podemos hacerlo… siempre y cuando asumamos que no va a rendir igual de bien, o… ¿adivinan qué? ¡Exacto! Compremos un ítem de cambio de posición. Hay varios ejemplos más en esta línea, pero creo que ya tenemos claro cómo funciona FUT: si no sacas la tarjeta de crédito a pasear, eres carne de Intertoto. Como mucho.

Una fuente de la industria de los videojuegos nos reveló en 2015 que EA ya estaba ganando unos 1.000 millones de dólares anuales gracias a FUT. Eso, hace dos años. Aparte, súmenle los 70 dólares que cuesta el juego multiplicado por todos los títulos que vende.

EA ni siquiera tiene detalles con los que renuevan su juego cada año: en ‘FUT’, se empieza de cero

Aquí, otro drama: cada año, con cada nuevo ‘FIFA’, empezamos de cero. Conservamos el nombre de nuestro equipo, pero nada más. Todo lo que nos gastemos cada temporada en jugadores, entrenador, ítems, contratos… todo eso desaparece con el ‘FIFA’ siguiente. Tabula rasa. Ya no basta con tener que abonar el precio del juego cada año, sino que EA decidió no tener un gesto con sus fieles en forma de una cantidad suculenta de monedas, o el sorteo de cinco jugadores de oro brillante (el tipo de jugadores de oro con más calidad cuando empieza el curso) al inicio, por dar dos ejemplos rápidos.

Por si fuera poco, la mayoría de novedades de cada ‘FIFA’ van orientas a FUT. ‘FIFA 17’ incorporó Frostbite como motor gráfico, algo que se extiende a todo el juego. Pero El Camino, la novedad estrella de estos últimos tiempos, tiene como recompensa… ¡poder usar al jugador en FUT! ¿Más novedades recientes? FUT Draft, una companion app para poder abrir sobres desde el smartphone, FUT Champions Club, Squad Building Challenges, leyendas e iconos que solo llegan a este modo y están ausentes en el resto del juego… Todos los caminos conducen al Ultimate.

Diales y billetes

Ob 1ca393 Points Fifa Png

La arquitectura de un juego se basa en tomar decisiones. Es como tener miles de diales con los que se pueden regular detalles, barreras, accesos, consecuencias, exigencia, tolerancia… En el caso de ‘FUT’, la mayoría de estos diales van en una misma dirección: abrir sobres. Y para abrir sobres hace falta jugar muchísimos partidos, si es posible ganarlos por cuantos más goles mejor, y saber negociar muy bien la compra-venta de jugadores. Y aún así, tampoco nos dará para mucho. Porque por un lado están los sobres estándar (“Oro” y “Oro premium”), pero luego empiezan a aparecer promociones especiales temporales con sobres donde la posibilidad de obtener a grandes jugadores es mayor, y por lo tanto también su precio (“Oro Jumbo Premium”, “Megasobre”, “Megasobre único”…). La intención final está clarísima: hacer que el jugador se acostumbre a realizar pagos in-game de forma recurrente.

FUT Esto no es nuevo, es un modelo de negocio que se ha extendido a casi todo el software y en particular a los videojuegos. El problema es que una saga legendaria e icónica como ‘FIFA’ decida subir tanto los diales que el jugador acabe asfixiado ante los estímulos constantes para comprar monedas.

Entre ‘FIFA 14’ y ‘FIFA 17’ pasaron cuatro títulos. En el primero apenas me estrené, en 15 y 16 es donde más fuerte aposté, y en 17 me salí definitivamente tras haber echado la vista atrás y haber gastado mucho más dinero del que hoy me parecería lógico. Comenzar con el 17 y ver que tenía que volver a empezar desde la nada, una vez más, me hizo caer definitivamente en la cuenta. Un miembro de nuestra comunidad, rodrigobisc, lo resumió bien en el artículo sobre ‘PES 2018’.

“FIFA debe pensar en los que todos los años renovamos y apostamos en este juego. No está bien empezar todos los años de cero (FUT). Además, se debe dar más posibilidad de conseguir logros jugando, no sólo comprando.. Tiene que mejorar la actualización de los jugadores en su estética. En fin, este año me parece que me cruzo de vereda y me voy para el PES”.

Precisamente si analizamos el modo de juego más parecido a FUT que encontramos en ‘PES’, el llamado myClub, nos damos cuenta de que los diales de Konami son bastante menos agresivos con el usuario que los de EA. Por supuesto que existe una opción de pasar por caja, pero nos queda la sensación de que es mucho más fácil avanzar y prosperar, incluso desde el primer día de juego, sin tener que hacer desembolsos extra.

Csley9xxeaaz6yd Interfaz de myClub en ‘PES 2018’.

Una búsqueda rápida nos hace ver que ya hay testimonios de jugadores que terminan hastiados de todo lo comentado, de la sensación de que FUT nunca tiene suficiente y empuja una y otra vez a pagar para conseguir que un juego por el que ya hemos pagado logre divertirnos y no frustrarnos. Testimonios como “Harto” en FutHead, la mayor comunidad no oficial de ‘FIFA’, o “¿Alguien más está harto de FUT tras todos estos años?” en los foros de EA.

Mañana

Si realmente llega a estallar la gallina de los huevos de oro y los jugadores empiezan a dejar de comprar monedas en FUT o directamente dejan de renovar anualmente el ‘FIFA’, EA tendrá que buscar soluciones. No es fácil que eso ocurra hasta ese extremo, al fin y al cabo el marketing que está haciendo con futbolistas de primer nivel tiene un poder inmenso.

Así y todo, quizás parte de una hipotética solución futura esté en romper con el sistema de renovación anual y habilitar un ‘FIFA’ gratuito en el que únicamente se tenga acceso al modo FUT. O abaratar el ‘FIFA’ tradicional para que sea menos doloroso renovarlo para los jugadores de FUT, que son quienes pagan las compras in-game. Lo que es seguro es que, mientras el grueso de los jugadores renueve su juego cada septiembre y siga pasando por el aro de las monedas, EA continuará exprimiendo el modelo.

También te recomendamos

No sólo es actualizar plantillas: éstas son todas las novedades que trae el nuevo 'FIFA 17'

Los 13 disparates más geniales que nos han permitido hacer los juegos de fútbol

Los nuevos equipos españoles de eSports que quieren ser el futuro campeón


La noticia De la diversión al exceso: por qué FUT me echó de ‘FIFA’ tras veinte años jugando fue publicada originalmente en Xataka por Javier Lacort .