Cuatro de cada 10 distritos escolares en EEUU están “intensamente” segregados

Cuatro de cada 10 distritos escolares públicos en Estados Unidos están “intensamente aislados económicamente”, y las escuelas públicas tienen “las mismas necesidades de integración que hace 100 años”, según un nuevo análisis publicado hoy por el Center for American Progress.

El estudio del centro de análisis washingtoniano, de dos años de duración, examinó 1.700 distritos escolares públicos, la segregación económica de las clases sociales basada en los ingresos, y presenta una nueva herramienta interactiva de datos que genera “marcadores de segregación” para la mayoría de los distritos urbanos grandes en los 50 estados de EEUU, cubriendo el 60 % de la población estudiantil.

En Estados Unidos casi todos los fondos de las escuelas públicas dependen de la capacidad de recaudación de los habitantes del condado al que pertenecen, por lo que aquellos territorios con menores ingresos cuentan con menos recursos educativos en sus colegios, alimentando así la segregación social.

Asimismo, el informe examina la opinión pública sobre este tema a través de encuestas, y halló que los estadounidenses que creen que existen problemas de diversidad escolar no son plenamente conscientes de agudo que es el problema, según afirman los autores del estudio, Ulrich Boser y Perpetual Baffour.

“En un momento en el que el presidente Donald Trump ha utilizado retórica divisiva para amenazar muchos de los lazos que unen a los estadounidenses modernos, las escuelas públicas pueden servir como un espacio crítico para acercar a la gente, para enseñar y aceptar la diversidad de la nación”, dijo Boser.

“Este informe propone y alienta políticas para mover nuestro sistema educativo hacia un lugar donde se refleje el país en su conjunto”, agregó.

De acuerdo con el informe, la mayoría de los estadounidenses no son conscientes de los beneficios compartidos en las escuelas que cuentan con diversidad racial e integración económica, aunque el apoyo a las mismas es de un elevado 70 %.

“La segregación basada en los ingresos de las clases sociales sigue profundamente arraigada en el sistema educativo a pesar del apoyo público para escuelas más diversas. Es hora de que los líderes locales, estatales y federales aborden el problema omnipresente e insidioso de la segregación”, afirmó Baffour.

El texto presenta también diversas propuestas políticas a todos los niveles para atajar el problema, como la ampliación de fondos federales destinados a estrategias de integración económica.